jueves, 25 de mayo de 2017

Cápsulas

El Mundo te pregunta qué piensas y tú
te devanas los sesos a solas
como la madeja de neuronas que se tejen alrededor de los días en vano.

Te preguntas por qué el Mundo te pregunta
y piensas que, en verdad, debería ser en qué
y tú
responderías:
pienso en barcos
en aviones
en mentes
en blanco
en flores
que 
se abren
se cierran

Pero él pregunta QUÉ.
Tú quieres responder dónde viajan tus ideas.
En instantes como este:
túrgidos,
famélicos,
mesméricos,
hipnóticos,
eléctricos.

Son instantes que se tensan y arquean el lomo como un gato de ojos grandes
y verdes
y lejanos
que te atraviesan más allá de la conciencia.
Son momentos que tienen los ojos de un perro cariñoso:
húmedos, esféricos, lumínicos.
En espera.
Son cápsulas del tiempo.

En realidad
da igual lo que pienses:
lo importante es cómo y dónde y adónde viajan tus ideas.
El contenido se altera con el tiempo.
Lo que de verdad importa es dónde metes todo ese manojo de nervios
-quiero decir... de ideas-
que pugna por vivir en algún sitio. 

Mientras, en el mundo de fuera
-el pequeño, el que te nutre-
vas nadando entre horas y aprendes nuevos estilos
porque es importante sobrevivir
a las fieras
que aguzan el oído de sus garras
que te esperan
y te arañan
te desgarran
si por casualidad se te ocurre
pararte a pensar
en qué piensas.

viernes, 12 de mayo de 2017

Piratas del tiempo



Más Allá
de este horizonte de aguas,
las horas navegan
hacia la libertad.

Vivimos en el margen del instante
donde yo empiezo a ser tú
donde tú ya eres yo:
Buenos Amigos.

Surcamos los mares del Tiempo
asaltando navíos de días
firmando con risas y sales
de lágrimas compartidas
el Tratado de Vida.
Porque de eso se trata:
de asaltar horizontes
       aprendidos
de romper el límite
de escapar a nuestras necesidades,
que nos asaltan como algas asesinas.

Construyamos pues,
con el Ancla del Deseo
de ir Más Allá
       Más Adentro,
los confines de nuestra Amistad,
libre de dragones y espinas,
regada de pétalos rojos
de sangre nueva
que palpita
al son del corazón
de un Nuevo Mundo.


(Poema leído el 23 de abril de 2017, Día de Sant Jordi, junto a la Banda Municipal de Lleida. Es el resultado de unir la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak y One Piece. Dedicado a mis amigos y a los alumnos -también amigos- que me inspiraron para crear el texto: Martí Buixadera, Miquel Rodríguez y Joana Antonin)

jueves, 13 de abril de 2017

Losas

Se te levantan las venas
de tanto pensar
qué deberías hacer
qué has hecho.

Es un camino largo
este que se tensa hasta el límite
de tu cuerpo de esperanzas,
ese montón de caminos posibles que sueñas
mientras tus pies se cubren del polvo
de los días vividos.
A veces suenas
a campana destemplada,
a tañer de muertos.
Pero otras
-como esta-
te levantas
te frotas los ojos
                           del alma
y aprendes,
una vez más,
a volar.